sábado, 16 de mayo de 2009

Gabino Ezeiza




aportamos estos datos sobre Gabino Ezeiza, tomados desde un proyecto de la legislatura de Bs As , que desconocemos si se realizó
Se dice que vivio en el inmueble ubicado en Azul 92. que fue donde moró Gabino hasta su muerte ocurrida el 12 de octubre de 1916. En el lugar existe hoy una panadería que lleva su nombre "Don Gabino".


Fotografía gentileza del Sr. Eduardo Quinteros. Fue obtenida el 8 de Julio de 1916 (poco tiempo antes de la muerte de Gabino acaecida el 12 de octubre) en Justiniano Posse provincia de Córdoba. A la izquierda de Gabino aparece Salvador Quinteros, primer agricultor criollo de la zona, y a su derecha la Sra. Juana Paredes de Quinteros, nacida en 1816 en Villa de Soto, Pcia de Córdoba .

Gabino, de ascendencia negra y cuna humilde, adquirió celebridad como payador y autor de más de quinientas composiciones
Según se afirma, ya en el año 1872 incursionaba en el arte de la payada, siendo considerado el más antiguo y notable payador del Río de la Plata. Sus virtudes y hazañas fueron famosas y frecuentes sus encuentros con otros payadores, en esa lucha verbal del contrapunto. Hasta Gardel supo interpretar sus canciones.
Gabino, como todos los juglares del pueblo, murió pobre, en su vieja casa de Floresta, allá por 1916, cuando orillaba los 59 años .
Gabino Ezeiza, payador y cantante
Nació en San Telmo el 3 de febrero de 1858 y vivio en la calle Azul 92, hasta su muerte ocurrida el 12 de octubre de 1916. En el lugar existe hoy una panadería que lleva su nombre "Don Gabino" en cuya entrada una placa de bronce nos recuerda su grandeza. De ascendencia negra y cuna humilde, adquirió celebridad como payador y autor de más de quinientas composiciones, que el mismo interpretaba. Según se afirma, ya en el año 1872 incursionaba en el arte de la payada, siendo considerado el más antiguo y notable payador del Río de la Plata.

Sus virtudes y hazañas fueron famosas y frecuentes sus encuentros con otros payadores, en esa lucha verbal del contrapunto. Ezeiza se enfrentó con José Betinotti, en 1902, en un circo que funcionaba en Venezuela y Maza, en el barrio de Boedo. La justa terminó convirtiendo a Betinotti, que se iniciaba entonces en el arte popular, en discípulo de Gabino. Con anterioridad, en 1891, había sostenido con Nemesio Trejo una payada que resultó memorable.
La contienda duró tres noches. Gabino Ezeiza tenía, al decir de Rodolfo Senet “una aptitud estupenda, increíble, para hacer versos. Los improvisaba, así, en el momento, y como tenía un oído perfecto para la medida, la cadencia y la rima, le salían sonoros”.
Recuerda Senet que allá por 1900, estando él por Dolores, llegó Gabino a dar un recital de canto y guitarra. “Le propuse presentarle, ya que no existía contrincante, cuando empezara a improvisar, diversas imágenes en una pantalla de teatro, con el sistema de proyecciones luminosas para que él, que las vería junto al público, las describiera cantando. Gabino, sin averiguar los motivos que les serían expuestos, aceptó y el éxito alcanzado fue de tal magnitud que su actuación, programada para dos horas, duró el doble”.
De él escribió Francisco Pi y Suñer: “Fue el trovador de la pampa. En aquellos tiempos de escasísima población en que la Argentina vivía la vida de los pueblos pastores, fue el bardo errante y vagabundo que iba con su guitarra de rancho en rancho y de pulpería en pulpería, glosando los acontecimientos más notables, recordando los altos hechos de los hombres ilustres, llevando a todas partes las palpitaciones del alma nacional. Hijo del pueblo y entre el pueblo criado, se identificaba con el paisano, con el hombre del pueblo y en forma poética y solemne le cantaba sus cuitas y sus alegrías, sus esperanzas y sus anhelos”.
Fotografía gentileza del Sr. Eduardo Quinteros. Fue obtenida el 8 de Julio de 1916 (poco tiempo antes de la muerte de Gabino acaecida el 12 de octubre) en Justiniano Posse provincia de Córdoba. A la izquierda de Gabino aparece Salvador Quinteros, primer agricultor criollo de la zona, y a su derecha la Sra. Juana Paredes de Quinteros, nacida en 1816 en Villa de Soto, Pcia de Córdoba .
Uno de sus contrapuntos más famosos lo sustuvo en Paysandú (Uruguay) con el mentado cantor oriental Juan de Nava al que rodeaba una aureola de prestigio, conquistada en muchos entreveros difíciles de los que supo salir airoso. Ese encuentro fue presenciado por uno de los auditorios más numerosos que se recuerdan y ante el estado adverso hacia él del público oriental, improvisó allí la que sería la célebre canción "Heroico Paysandú".
Otra de sus payadas memorables fue la que tuvo por escenario un teatro de Pergamino (Bs. As.) con el no menos célebre Pablo J. Vázquez, en el año 1894.
Además de recorrer los pueblos del interior con su arte y su guitarra, lo hizo también con un circo de su propiedad, el llamado "Pabellón Argentino" que perdió en un incendio en el año 1893. Grabó discos, algunos con acompañamiento de Manuel Campoamor en piano, célebre compositor del tango "La Cara de la Luna", y recopiló sus versos en el folleto "Cantos a la Patria". Afírmase que escribió obras teatrales.
Tanto Gardel como Razzano lo conocieron en los comités políticos de principios de siglo, como a casi todos los payadores de aquel tiempo, y ese conocimiento se hizo trato amigo en la rueda del popular "Café de los Angelitos".
A su muerte el dúo en su homenaje cantó "Heroico Paysandú" que años después llevó al disco.
Gabino, como todos los juglares del pueblo, murió pobre, en su vieja casa de Floresta, allá por 1916, cuando orillaba los 59 años.
Heroico Paysandu
de Gabino Ezeiza
Heroico Paysandú yo te saludo
hermano de la patria en que nací
tus triunfos y tus glorias ofrecerte
te canto de mi patria como aquí
yo guardo este recuerdo de mi patria
pegado en una brisa tu canción
el hijo del temblor de tu saliente
tu más grande y sublime inspiración
hermanos en las luchas y en las glorias
la mina de quien amo y su candor
con ecos nacionales de la historia
queriendo proclamarme vencedor
Heroico Paysandú yo te saludo
la troya y gloria americana por tener
saludo a este pueblo de valientes
y juro de los bravos treinta y tres.
Heroico Paysandú yo te saludo
hermano de la patria en que nací
tus triunfos y tus glorias ofrecerte
te canto de mi patria como aquí.

Grabado por el duoGardel-Razzano 1917

El adiós de Gabino Ezeiza
Buenos Aires de mi amor,
¡oh, ciudad donde he nacido!
No me arrojes al olvido
yo, que he sido tu cantor.
De mi guitarra el rumor
recogió en sus melodías,
el recuerdo de otros días
que jamás han de volver,
los viejos cantos de ayer
que fueron las glorias mías.
Esperanzas que ya no hay,
coplas y cielos ardientes,
La diana de los valientes
volviendo del Paraguay.
Cantos de patria, pero ¡hay!
que en la guitarra argentina,
que en la guitarra argentina
melancólica se inclina
para decirles adiós,
mientras se apaga la voz
de las milongas de Alsina.
Por eso vengo a cantar
mi trova de despedida,
que hoy la tarde de la vida
mi alma ya empieza a nublar.
Nadie volverá a escuchar
de mi guitarra el rumor,
de mi guitarra el rumor,
cantos de gloria y de amor
de la ciudad en que he nacido,
no me arrojes al olvido
yo que he sido tu cantor.
Milonga 1933Música: Enrique Maciel.
Letra: Héctor Pedro Blomberg
Notas Relacionadas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada